EL PODER DE LA ESCRITURA SOBRE LA SALUD EMOCIONAL

«Escribir es la manera más profunda de leer la vida.» Francisco Umbral

 

Más allá de los tratamientos convencionales y como recurso para compensar la falta de tiempo en las consultas médicas,  resurge con fuerza una herramienta tan antigua y vigente como la escritura para aliviar los males no solo del alma y aclararnos la mente, sino también del cuerpo, porque cuando el dolor físico o emocional es atendido y sacado a la luz de la consciencia , hay alivio y cuando no se puede curar, aliviar es una opción valiosa.

 

Las  dinámicas  de escritura  creativa  activan  muy amplias  zonas  cerebrales específicas  de  nuestro funcionamiento  cerebral, como  las  dedicadas  a  los  procesamientos  auditivo, visual e incluso al resto de los sentidos, vivos en la evocación, pero también zonas del sistema  límbico  (especialmente  la  amígdala), orientando y coloreando emocionalmente. Pero tal vez lo más interesante es el uso cerebral de las zonas asociativas, que se mantienen activas en el proceso de escritura. De  hecho, ponen en marcha las llamadas -desde Agustín de  Hipona-  «tres  potencias  del  alma»:  memoria, entendimiento  y  voluntad,  a  las  que  habría  que agregar  -aunque  algunos  las  consideran  variantes de estas primordiales- la  imaginación  y la  fantasía (que  no  tenemos  ocasión  de  distinguir,  pero  que en autores como Carlos Castilla del Pino tienen dimensiones  y  funciones  muy  distintas). Escribir es partir  de  lo vivido  y sabido  conservado  en la  memoria, que se  orienta  al  pasado, para a través de un proceso intelectivo desplegado en el presente,  realizar nuevas combinatorias creativas impulsadas hacia  el futuro  por el  ejercicio  de la  voluntad. La capacidad humana de no limitarse a representaciones mentales que sean  meras copias  de  lo  que está  fuera  de  nuestro  cerebro,  permite  construir creativamente, con impulso de lo que se ha llamado pensamiento lateral, nuevas reinterpretaciones. En tal  ejercicio,  la activación de nuestro cerebro supone indudables beneficios, al tiempo que permite dinámicas de equilibrio homeostáticas, funciones terapéuticas en distinto grado y medida y de mantenimiento de la reserva cognitiva(Mora, 2020)

 

Resulta complicado para muchas personas afrontar el desafío que supone enfrentarse a un folio en blanco y a la vez, el mismo hecho de sostener ese momento de incertidumbre y trascenderlo, constituye un gran recurso para  trabajar con garantías de mejora  en nuestro mundo emocional. 

 

La escritura permite ordenar, aclarar confusiones, observar ambivalencia y resolver contradicciones, elaborar duelos, expiar culpas, resolver conflictos o plantear deseos y necesidades no satisfechas pero sobre todo, permite reinterpretar la propia biografía no tanto para darle la razón a la contadora de historias como para acercarla a la paz profunda del corazón. 

 

Nos permite cambiar el personaje de víctima de nuestras circunstancias por el de protagonista de nuestras decisiones y acciones para poder modificar el final de la historia en beneficio de la serenidad y el gozo de vivir.

 

Las historias tristes generan emociones tristes, las historias de superación tienen en correspondencia emociones con más energía que permiten cambiar el rumbo del propio relato donde lo que cuenta no es tanto el desenlace como el nudo y donde propio goce de vivir vale la pena en sí mismo.

 

Os propongo cada día escribir para responder a lo siguiente.

 

 Revisa tus últimas 24h, ¿ hay en ellas algo que te gustaría cambiar o controlar?.¿Qué sientes al vivirlo? ¿Cómo lo sientes en tu cuerpo? ¿Qué preferirías que pasara? ¿A qué o quien te recuerda?

 

 Con esos elementos anteriores ¿qué historia eliges contar teniendo en cuenta que tu objetivo es sentirte en paz  y con calma . Así podrás tomar perspectiva y revisar interpretaciones y comportamientos asociados. ¿Éstos te acercan o te alejan de tu objetivo de una vida con sentido y coherencia, una vida predominantemente feliz?

 

El papel y el lápiz continúan vigentes como tecnología de última generación para la salud . Escribe y estarás a la vanguardia del progreso real. Mens sana in corpore sano. 

 

 


 

No hay comentarios

Deja tu comentario

By creating an account you are accepting our Terms & Conditions.