¿DOCTORA CÓMO PUEDO CONTROLAR MIS NERVIOS?

“En todos los asuntos, es algo saludable de vez en cuando poner un signo de interrogación en las cosas que has dado por sentado durante mucho tiempo”.
Bentrand Russell

 

Hace unos días una mujer me escribió un correo con esta pregunta. Y más adelante, en su exposición del motivo de consulta me dijo algo que dio lugar a este post “Me interesa tu enfoque biopsicosocial”.

 

¿Qué aporta esto al abordaje de cualquier síntoma?

 

  • La parte BIO hace referencia a incluir en la ecuación del abordaje integral aspectos como la anatomía, fisiología, bioquímica, genética o la microbiología del cuerpo en relación al problema. También lo que los biorritmos y la comunicación bidireccional entre órganos, aparatos y sistemas implica para la función o la disfunción del cuerpo.
  • La parte PSICO hace referencia a tener en cuenta el mapa de la persona que acude; pensamientos/creencias, emociones/sentimientos,  patrones de estados de ánimo, conductas, actitudes, experiencias previas…
  • Y el aspecto SOCIAL tiene que ver con incluir el impacto del contexto de la persona en el desarrollo de su problema o dificultad; su género, sus condiciones socioeconómicas, su red de apoyo social, cultura…

 

No es lo mismo tener ansiedad y ser mujer blanca y rica que ser peruana y pobre. No es lo mismo haber crecido en una familia grande con mucho amor que en una pequeña con heridas de abandono. Creo en una medicina personalizada y en mi experiencia las recetas para todos igual, no funcionan.

 

La persona tiene un síntoma (ansiedad, respuesta de estrés) o una enfermedad ( trastorno de ansiedad generalizada) o un signo( palpitaciones, dificultad para respirar, parálisis…) pero no es solo ese síntoma ni su enfermedad ni los signos,  es un organismo con una historia y unas circunstancias viviendo una experiencia compleja que, siendo abordada desde todos estos puntos de vista, podrá tener una solución mejor y más duradera.

 

Volvamos a la pregunta de la mujer que me consulta pues en sí misma la pregunta contiene además la respuesta como pasa a menudo ¿Cómo puedo controlar mi ansiedad? 

 

Plantearse controlar la ansiedad es como plantearse controlar el latido del corazón o la tasa de filtrado glomerular del riñón. No se puede. 

 

Es algo automático, a nivel fisiológico la ansiedad se manifiesta a través de la activación de diferentes sistemas, principalmente el sistema nervioso autónomo y el sistema nervioso motor, aunque también se activan otros, tales como sistema nervioso central, sistema endocrino y sistema inmune. De estos cambios o alteraciones los sujetos solo perciben algunos, entre los cuales figuran: aumento en las frecuencias cardiaca (palpitaciones) y respiratoria, presencia de sudoración, tensión muscular, temblores musculares, dificultad respiratoria, sequedad de la boca, dificultad para tragar, sensaciones gástricas, entre otros. A su vez, estos cambios fisiológicos, pueden acarrear una serie de desórdenes psicofisiológicos transitorios (dolores de cabeza, insomnio, náuseas, mareos, disfunción eréctil, contracturas musculares, así como disfunciones gástricas). A nivel motor se manifiesta como: hiperactividad, movimientos repetitivos, dificultades para la comunicación (tartamudez), evitar situaciones temidas, elevado consumo de alimentos o sustancias (café, tabaco), llanto, tensión en la expresión facial, quedarse en blanco, respuestas que evitan la situación producida por la ansiedad, inmovilización…

 

¿Qué es entonces lo que podemos hacer? Aprender a sostener todas esas sensaciones corporales, pensamientos atemorizantes e imágenes. Recibir ayuda profesional y cualificada para poder hacerles espacio por dentro, para que puedan ser metabolizadas y digeridas por nuestro cuerpo porque de alguna manera todo eso que nos incomoda por dentro y nos asusta, pretende ser un recurso para nuestro bienestar, por muy paradójico que parezca, tiene una intención positiva para nosotros. Será parte del tratamiento descubrirla.

 

¿Sólo esto? No, también tendremos que revisar el todo que somos; nuestra parte FÍSICA e implementar hábitos para un buen funcionamiento de la fisiología, para preservar la estructura-anatomía , para una bioquímica equilibrada que opere para un mayor bienestar y para dar espacio a todos los microorganismos que colaboran y cooperan con nosotros para nuestra salud. A veces no será suficiente con esto y puede que necesitemos ayuda química en forma de suplementos nutricionales y/o fármacos. Además nos será útil revisar los aspectos del contexto SOCIAL  que influyen y sobre los que impacta el proceso que estamos viviendo; relaciones, economía, lealtades familiares…

 

La emoción es un proceso psicológico y neurofisiológico que nos prepara para adaptarnos y responder al entorno. Su función principal es la adaptación que es la clave para entender la máxima premisa de cualquier organismo vivo: la supervivencia. Acercarse al placer y evitar el dolor. Cuando no sirve para sus fines se convierte en disfuncional porque la reacción al estímulo es excesiva (respondemos a un examen o a una discusión con nuestra pareja o hijos  como  si viniera un león a comernos) , cuando interpreta peligro en un lugar seguro ( no podemos estar en un lugar con mucha gente, viajar en avión o conducir en determinados lugares) o cuando genera una respuesta limitante( agresividad o parálisis) que interfiere en nuestra vida cotidiana.

 

Reajustar nuestro sistema nervioso autónomo nos permitirá mejorar la autorregulación emocional y poco a poco recuperar un miedo saludable que se activa en el lugar justo, en la intensidad apropiada y con las situaciones correctas.

 


 

No hay comentarios

Deja tu comentario

By creating an account you are accepting our Terms & Conditions.